jueves, 25 de noviembre de 2010

"El Salvaje Oeste de Teruel"


El pasado domingo me di una vuelta por uno de los entornos más indómitos que hay en la cercanía de Teruel por su agreste carácter y brusco contraste con otros paisajes; se trata del complejo de Barrancos de la Rambla de Barrachina.

Este paisaje sería un sitio perfecto para rodar una película del lejano Oeste con intrépidas persecuciones de indios y vaqueros cabalgando por estos áridos barrancos.


Se trata de un paisaje con cortados calcáreos mezclados con formaciones arcillosas que alcanzan una buena altura y que dan extravagantes formaciones horadadas por el agua. Tienen una rambla que las cruza en su zona más baja y que da nombre a estas formaciones.



Accediendo desde la Muela pude observar alguna Perdiz y bandos de Pardillos que revoloteaban aprovechando el calor de la mañana.

Una vez allí bordeando los pisos calcáreos de los barrancos varios Buitres y un individuo de Águila Real hicieron acto de presencia volando a la altura de mis ojos, dejándose ver bien mientras ascendían para colgarse del cielo azul que lucía en esta mañana de domingo.

En semejantes atalayas todavía se pueden observar restos de trincheras de la Guerra Civil, ya que toda La Muela y sus prolongaciones fueron escenarios clave de la Batalla de Teruel.

Esta zona tiene importantes valores orníticos, pudiendo observarse Collalba Negra; en dicho día pude observar 3 individuos danzando por los cortados y dando acrobáticos vuelos verticales en la pared calcárea.
 


                                     

También se puede observar Cogujada Montesina con su moteado bien marcado en su pecho blanquecino y el tono pardo más grisáceo que muestra su dorso. Además de Escribano Montesino, que en estas épocas presentan unos tonos más apagados pero todavía mantienen bien delimitadas las bandas faciales.

 
En primavera entre otras especies relevantes, puede verse Vencejo Real, Roquero Rojo, Alimoche y Alcaraván. En invierno podemos encontrarnos con especies propias de zonas muy altas como la Chova Piquigualda.

Los Barrancos de la Rambla de Barrachina, que se encuentran a escasos metros de Teruel, constituyen un paraje sin igual con unos valores naturales y culturales que lo hacen digno de ver, a pesar de lo poco cuidado y desatendido que los tenemos.


Muchas veces se da por conocido algo que tenemos al lado sin habernos parado antes a contemplarlo por un instante. Este sitio es perfecto para dejar volar la imaginación y sacar impresionantes fotos.


Fotos en primer plano de Collalba Negra y Escribano Montesino pertenecientes a biblioteca digital SEO.